¿Qué es el cambio climático?

El Clima se define como el conjunto variable de las condiciones meteorológicas, caracterizado por los estados y evoluciones del tiempo, en un periodo y región determinada.

El clima se relaciona generalmente con las condiciones predominantes en la atmósfera y se describe a partir de variables atmosféricas como la temperatura, la precipitación o la nubosidad.

Los cambios observados en el clima durante periodos de tiempo relativamente cortos es lo que se denomina variabilidad climática.
Aunque son muchas las variables que influyen sobre el sistema climático, el elemento fundamental por el que se puede explicar el es el denominado Efecto Invernadero.

Imagen

Este fenómeno es similar al que se da en un invernadero utilizado para el cultivo de plantas, pero a nivel planetario. El proceso se inicia con la llegada de la radiación procedente del Sol a la superficie terrestre. De esta energía, parte es absorbida por la atmósfera, otra parte es reflejada por las nubes, y otra llega a la superficie del planeta calentándolo. Una vez que esta radiación ha alcanzado y calentado la superficie terrestre, es reflejada y enviada de nuevo a la atmósfera.

Determinados tipos de gases que forman parte de la atmósfera, llamados “Gases de Efecto Invernadero” (GEI), retienen parte de esta energía en el interior del planeta, e impiden que salga al espacio exterior. Es esta radiación, que no puede escapar del planeta, la que hace que la temperatura de la superficie se eleve.

Imagen

Cuando este proceso funciona de manera natural, el equilibrio de temperaturas medio en la superficie del planeta es de 14º C, y gracias a él la vida se hace posible. Sin embargo, cuando la concentración de GEI aumenta en la atmósfera, la cantidad de energía que no puede escapar al espacio es cada vez mayor, y vuelve a ser reflejada a la superficie aumentando la temperatura de ésta de manera gradual.

Esta es la principal causa del denominado Cambio Climático, proceso que se ha dado de manera natural a lo largo de la Historia de la Tierra pero que ahora está sufriendo una enorme aceleración por el aumento artificial y desmedido de estos gases en la atmósfera a consecuencia de las actividades del hombre.

/opencms/export/sites/default/Imagenes/Enciclopedia/tablaGEI.png Imagen ampliada Fuente: IDAE

Gases de Efecto Invernadero

Existe una enorme cantidad de gases que contribuyen al calentamiento global. Sin embargo, el más conocido de todos es el CO2 (dióxido de carbono) que se produce cuando cualquier forma o compuesto de carbono se quema en exceso de oxígeno.

De forma natural este gas se libera a la atmósfera en las erupciones volcánicas, los incendios forestales naturales, la descomposición de materia orgánica en exceso de oxígeno y los procesos respiratorios. Sin embargo, la incesante actividad humana desde el comienzo de la Revolución Industrial, ha llevado a emisiones y concentraciones de CO2 en la atmósfera que han incrementado constantemente debido a la rápida combustión de combustibles fósiles, sumándose a las emisiones de origen natural.

Al margen del CO2, son varios los gases que contribuyen al calentamiento global y deben su origen, en gran parte, a la actividad industrial y en los hogares. En la tabla de la derecha puedes encontrar una clasificación de los mismos con información acerca  de su origen y los efectos que generan en el medio ambiente y en las personas.